logo


¿Cómo funciona?

Los tests de embarazo, vendidos en farmacia, son tests urinarios que evidencian la presencia de de la hormona hCG en la orina (que no existe en la mujer no embarazada). El test (presentado en forma de stick o de varilla) contiene anticuerpos que reaccionan en presencia de la hormona de embarazo. Una línea azul o una pequeña cruz aparecen en función de tu estado “embarazada” o” no embarazada” (estos signos difieren según las marcas).

El nivel de hCG alcanza un punto alto entre las semanas 7 y 12 del embarazo. El nivel de hCG baja a continuación, lo que explicaría en parte, la desaparición de náuseas, después de las 12 primeras semanas de embarazo. El nivel de hormonas alcanza entonces un nivel estable a lo largo de todo el embarazo y se mantiene alrededor de unas tres semanas después del parto.

¿Cómo funciona?

Los tests de embarazo, vendidos en farmacia, son tests urinarios que evidencian la presencia de de la hormona hCG en la orina (que no existe en la mujer no embarazada). El test (presentado en forma de stick o de varilla) contiene anticuerpos que reaccionan en presencia de la hormona de embarazo. Una línea azul o una pequeña cruz aparecen en función de tu estado “embarazada” o” no embarazada” (estos signos difieren según las marcas).

El nivel de hCG alcanza un punto alto entre las semanas 7 y 12 del embarazo. El nivel de hCG baja a continuación, lo que explicaría en parte, la desaparición de náuseas, después de las 12 primeras semanas de embarazo. El nivel de hormonas alcanza entonces un nivel estable a lo largo de todo el embarazo y se mantiene alrededor de unas tres semanas después del parto.

Las mejores condiciones para hacer un test

El buen momento:

A pesar de que la mayoría de los tests se pueden realizar en cualquier momento del día, siempre es preferible realizarlo por la mañana, después de despertarse, ya que la orina está más concentrada. El test tiene más posibilidades de ser positivo en caso de embarazo reciente.

Sigue el modo de empleo:

Hacer un test de embarazo constituye, en reglas generales, un momento lleno de emociones. Las manos tiemblan, el corazón late a cien por hora… Los tests son fáciles de analizar, pero es INDISPENSABLE leer antes el modo de empleo y respetar las consignas.

No bebas demasiado:

La absorción de una cantidad demasiado importante de líquido antes de realizar el test puede diluir la hormona de embarazo. Por ello, trata de evitar beber demasiado líquido antes de hacer el test.

Un test de embarazo comprado en farmacia, ¿es infalible?

Como lo explica la Dra. Joëlle Blumberg, ginecóloga en París: “un test es infaillible si es positivo. En cambio, en caso de resultado negativo, éste puede ser erróneo. Las razones: o bien el test es demasiado precoz o bien, está caducado”. La mayoría de los tests son fiables desde el primer día de retraso de la menstruación. Si tus dudas persisten, repite el test 3 días después, en caso de respuesta negativa.

Las principales marcas:

Clearblue, Bluetest, Revelatest, Primacard, Predictor, Protex Care…

¿Cómo utilizar un test de embarazo?

La mayor parte de los tests obedecen a un mismo principio. Basta con colocar el test en un frasco de orina (que acabas de recoger) o colocarlo bajo un chorrito de orina y leer la respuesta al cabo de unos 3 minutos (la duración varía en función de las marcas). Una coloración indica la presencia de cierto nivel de hCG. Una ventana de control permite comprobar que el test ha sido realizado correctamente. En caso de error de manipulación, esta casilla permanece vacía.

¿Porqué un análisis de sangre es más fiable?

Hoy en día se puede saber, cada vez más temprano, si estás embarazada o no. Los tests de embarazo pueden realizarse en cualquier momento y en cualquier lugar. Pero en caso de resultado positivo, tu médico te prescribirá un test sanguíneo más fiable, ya que la reacción positiva es más temprana. Las hormonas aparecen en la sangre, antes de ser eliminadas en la orina, nos explica el Dr. Claude Layet.

El análisis de sangre, a demás de confirmar tu embarazo, te permitirá saber de cuanto está, dosificando la concentración de hormonas.

¿Se puede hacer un test inmediatamente después de haber tenido una relación sin protección?

No. Aunque se haya fecundado el óvulo, habrá que esperar unos 6 ó 7 días, para que este óvulo fecundado atraviese la trompa de Falopio hasta alcanzar el útero. A continuación, el embrión deberá implantarse en la mucosa uterina (nidación), para que el embarazo siga adelante y sea segregada la hormona del embarazo (hCG). Pero aún habrás de esperar algunos días, ya que su tasa no será lo suficientemente elevada como para ser detectada en la orina. Ésta es la razón por la que hay que esperar unos 10 días después de la fecundación.

¡Estoy embarazada!

En unos segundos, tu vida cambia completamente. Como lo explica la psicoanalista Myriam Szejer, autora del libro “Ces neuf mois-là (Esos nueve meses): “Pasar de puede que esté embarazada a estoy embarazada, es – para la mujer – admitir la realidad del cuerpo que cambia(…). Ahora todo se explica: sueño constante, ganas de dormir, náuseas matinales…”. Cada mujer elegirá el modo de confirmación que mejor le convenga. Como lo explica el psicoanalista, el test vendido en farmacia permite que la mujer “sea la primera en saberlo”. Algunas mujeres harán este test ellas solas, otras en presencia de su marido. Unas mantendrán el secreto y otras compartirán la buena nueva. A pesar de que estos tests sean prácticamente infalibles, el embarazo sólo se convertirá en un hecho concreto con la confirmación del médico, quien, en función del resultado, podrá definir la fecha del parto, proyectando a la mujer embarazada y a su pareja, en una temporalidad que – a partir de ahora- estará ligada a la del bebé que va a nacer.

¿Se puede hacer un test después de un aborto?

El nivel de hormonas permanece elevado durante las semanas que siguen al aborto. La lectura del test es, por tanto, difícil después de este periodo. El resultado “embarazada” podrá ser debido a un nuevo embarazo o una tasa de hCG residual de tu embarazo anterior.